Por qué decimos #NoAlCascoObligatorioConBici

No se trata de casco sí o casco no, el casco no es malo, ¡ni mucho menos! De hecho muchos ciclistas deportivos lo usan e incluso alguno en ciudad. La cuestión es que España es uno de los pocos países, por no decir el único gran país de Europa, donde el casco es obligatorio en carretera y no por ello los ciclistas españoles están más protegidos.

 

 

 

El Gobierno, ajeno a la realidad ciclista que vive el país (cabe recordar que lo más cerca que están el 99% de los políticos de una bicicleta es la ventanilla del coche oficial), pretende desincentivar su uso y criminalizar a quienes optamos por este medio de transporte.

¿Cómo? Mediante la última medida anunciada:

 

El despropósito es doble:

– Prohibido bicis por las aceras (todas las aceras) 

– Obligatorio circular con casco (en ciudad y en carretera)

Ambas medidas, tomadas de manera unilateral y desligadas de un paquete que apueste por la seguridad vial: disminución de velocidad en las ciudades, pacificación de las calles, infraestructuras ciclista, incentivos para ir al trabajo en bici, etc.

 

Las medidas que plantea el gobierno a través de la DGT son inefectivas, populistas y arbitrarias.

 

 

Hace unas semanas el Ayuntamiento de Sevilla dejaba meridianamente clara sus prioridades en materias de movilidad, mediante una intervención de su portavoz en la SER: queremos incentivar el uso de la moto.

Las motos en Sevilla aparcan en las aceras, por tanto circulan por ellas, vehículos a motor, de más de 200kg y que alcanzan altas velocidades. Las bicicletas, autopropulsadas y que se pueden adaptar a la velocidad del peatón, pasarían a estar prohibidas de aprobarse esta reforma pero ¿en todo caso? ¿y los amplios espacios peatonales de nuestras ciudades? ¿y aquellos espacios que llamamos “peatonales” pero conviven peatones, tranvía, ciclistas…?

El portavoz del Ayuntamiento de Sevilla declaraba en la SER: “hay motos en las aceras que no molestan”. En 2011 el uso de la bicicleta en Sevilla (9%) ha superado por primera vez  a la motocicleta (8%). Sevilla es, tras Barcelona, donde más se usa la moto en España.

 

Quieren más motos y menos bicis

Ignoran la realidad: bicicleta y transporte público, firmes aliados (1 euro invertido en infraestructura ciclista, son 2 euros en transporte público según se dio a conocer en velocity 2012 en Vancouver), son la solución a la movilidad en las ciudades del siglo XXI. Se les hace difícil legislar contra algo que es un éxito en algunas ciudades españolas (Sevilla, Barcelona…) y que por alguna razón (cuestión de intereses, falta de cultura, incivismo…) no quieren que cale en el resto del país. 

La idea es criminalizar al ciclista: multar a ciclistas sin casco o que circulan por las aceras. No es de extrañar que el Ministro de Medio Ambiente coleccione coches y tenga acciones en petroleras (declaración de bienes de parlamentarios), el concejal de Medio Ambiente de Sevilla va en coche a trabajar y considera que el dinero del carril-bici debería haber sido invertido en la autovía SE-35cuestión de prioridades y de intereses.

Buscan dividirnos, enfrentarnos, aunque la opinión generalizada es a favor de la libre elección del uso del casco, quieren llevar la voz cantante en el debate con estos globos sonda.

Mientras tanto, la realidad es que el 80% de la ciudad es para el coche, diseñada para moverse en coche, ocupada por coches. La realidad es que el diesel mata (OMS), que ellos van al gimnasio en coche oficial y que se rinden ante poderosos intereses (automovilísticos, grandes constructoras, aseguradoras…) mientras vemos como dilapidan dinero público en infraestructura del S. XX para vehículos de 2 toneladas que alcanzan cientos de grados de temperatura…

 

 

Volvamos al absurdo del casco:

Australia, uno de los pocos lugares del mundo donde el casco es obligatorio en bici para todo tipo de trayectos y a todas las edades, vio mermada su comunidad ciclista en un 30% cuando se instauró esta ley. Es decir, Sevilla con 72.000 ciclistas urbanos diarios, perdería unos 20.000. Todo ello, para mejorar supuestamente su salud, es decir, que vuelvan a coger el coche: contaminante, agresivo, con más accidentes y en el caso de los diesel, causantes directos de cáncer de vejiga y pulmón -la OMS ha tardado en reconocer lo que era un secreto a voces- para que la estadística mejore en décimas porcentuales, ¿es una actitud lógica?

El remedio sería peor que la enfermedad: el descenso en el uso de la bicicleta como medio de transporte urbano tiene como consecuencias: mayor sedentarismo, tráfico, enfermedades pulmonares, cáncer… frente a una mejora en la seguridad ciclista que no es apreciable (numerosos estudios lo confirman). De hecho, está demostrado, a más bicicletas, menos accidentes y más seguridad.

En Sevilla, se hacen millones de desplazamientos en bici cada año y solo ha habido tres fallecidos desde 2007 hasta hoy: ¿se habrían salvado por llevar casco o murieron atropellados? La mayor parte de los ciclistas muertos en carretera llevaban casco. ¿Se ríen de nosotros y juegan con algo tan sensible como la seguridad vial en base a los intereses de aseguradoras y automovilísticas?

 

 

Señoras y señores:

¿Quieren ciclistas y ciudades seguras? ¿les preocupa nuestra salud? Inviertan en la bicicleta:

1) Vayan al Congreso, al Parlamento, a la Diputación y al Ayuntamiento en bici. Quizás se les pega algo de la realidad que les rodea y a la que viven ajenos-

2) Dejen de considerar la bicicleta un mero elemento deportivo. En Sevilla desplazan al 9% de la población en un día laborable. Y no, no llevamos casco para ir al trabajo, coger una bici pública después de ir a cenar con los amigos o ir de compras. Y no lo vamos a hacer.

3) Limiten la velocidad en áreas residenciales, pacifiquen las ciudades, inviertan en infraestructura ciclista…

4) Incentiven fiscalmente el uso de la bici para ir a trabajar, instauren “al cole en bici” como política estatal, dejen al coche un espacio residual, inviertan en transporte público…

5) Visiten Sevilla. Quizás se sorprendan.

 

Foto de _Mercedes_ Instagram
Foto de _Mercedes_ Instagram

Firma la petición pública al gobierno: #NoAlCascoObligatorioConBici

 

Enlaces de interés:

Seguridad ciclista en España

Comunicado de la Asamblea Ciclista de Sevilla (A Contramano)

Posición de la Coordinadora de la bicicleta en España (ConBici)

La Calidad del Aire en nuestras ciudades: una realidad silenciada

Hemos pasado el verano y estamos vivos (al menos, los que  leen y escriben estas líneas). Nuestra salud no se ha visto resentida tras el trasiego veraniego (que sepamos) y los días de ozono pasaron, Ozono! esa estupenda partícula que a 25 km de distancia nos protege pero que cuando la respiramos como consecuencia de la contaminación de cientos de miles de vehículos puede llegar a complicarnos la vida.

Desde el 1 y 2 de Septiembre, hoy es el mejor día en cuanto a los parámetros de calidad del aire en Sevilla. ADMISIBLE!  Si hablamos de las semanas previas a Septiembre, prácticamente todo el mes de Julio y Agosto, Sevilla ha estado padeciendo índices de contaminación que en cualquier país serio (Alemania, Gran Bretaña, Países Bajos, Austria…) habrían obligado a las autoridades locales y regionales dar la voz de alarma: niveles malos o muy malos de contaminación por partículas y ozono

La principal causa de contaminación del aire es la producida por el tráfico privado. Por las calles y carreteras de Sevilla circulan al día 1 millón de vehículos, causantes de graves problemas medioambientales y que afectan a la salud

 

Calidad del Aire un día de Agosto:

1 de Septiembre (día de lluvia y bajada de temperaturas)

 

 

7 de Septiembre (una semana después, volvemos a las andadas)

 

 

14 de Octubre… suma y sigue

 

 

¿Recordáis haber sido advertidos por las autoridades?

Más allá de alguna pírrica mención en la prensa escrita, las autoridades no se han molestado en usar los medios de que dispone: comunicación de masas, sistema sanitario, etc. para alertar a la población de riesgo (niños, ancianos, enfermos crónicos…) de los riesgos para su salid, para la práctica deportiva al aire libre, etc. los días en los que los niveles de contaminación por ozono son malos o muy malos.

Juegan con nuestra salud.

Proponemos desde SVQenBici suspender los partidos de liga aquellos días en los que los niveles de contaminación no aconseje la práctica de deporte al aire libre. ¿A qué esperamos para abordar esta crisis?

Consulta la calidad de aire en Sevilla y el resto de ciudades andaluzas a tiempo real… qué va! con un día de retraso, aquí