La seguridad en los carriles bici

La seguridad en los carriles bicis de Sevilla

Hace unos días, nos enterábamos por la prensa de una triste noticia, la muerte por atropello de una usuaria del bicing (sistema público de bicicletas de Barcelona). Con motivo de la muerte de esta ciclista, distintos medios de comunicación se pusieron en contacto con SevillaEnBici para interesarse por los accidentes, mortales o no, que se han producido en Sevilla desde que en 2007 comenzó la revolución ciclista en esta ciudad, que ha multiplicado por 7 el número de usuarios de la bicicleta en a penas 4 años.

 

La red ciclista de Sevilla

Al contrario que el carril bici de Barcelona, la red de carriles bicis de Sevilla se encuentra completamente segregada del tráfico privado e incluso en la mayor parte de la red, elevada respecto a la calzada.

 

Carril bici a la altura de la calzada

 

De hecho, el único caso de fallecimiento de un ciclista en Sevilla del que tenemos constancia se produjo en 2007 (cuando solamente disponíamos de unos pocos kilómetro de carriles bici, los primeros 30 de la red) en una de las pocas zonas en la que éste se encuentra al nivel de la calzada (Avenida de las Delicias) separado, eso sí, por elemento de hormigón para evitar la invasión de vehículos. En este caso, fue una moto la que arrolló a la ciclista y produjo su muerte.

 

¿Es seguro el carril bici?

Para el ciclista, el carril bici de Sevilla es muy seguro: segregado, forma parte de una red integral, bien señalizado, buena visibilidad, etc. Los cruces son sin lugar a dudas los puntos más peligrosos. En el caso del accidente de Barcelona así lo fue.

 

 

Los cruces en Sevilla se resuelven de la siguiente manera:

  • Señalización para el ciclista y los vehículos que van por la calzada
  • Semáforos para ciclista
  • Paso de ciclistas con señalización horizontal
  • Cruces peligrosos señalizados
  • En algunos casos, espejos para facilitar la visisbilidad

 

Carril bici cruce Ramón y Cajal, Sevilla

En cualquier caso, la prudencia del ciclista es su mejor aliado ya que es consciente de la desprotección que sufre frente a una colisión. Normalmente, la comunidad ciclista sufre críticas procedentes de los conductores que los tildan de imprudentes o temerarios. Recordar a todos los conductores que los ciclistas saben que si alguien tiene algo que perder, son ellos, cuando la única carrocería que tienes es tu cuerpo.

Accidentes menores en Sevilla:

Tenemos registrados algunos incidentes (en su mayoría cruces), caidas y atropellos con lesiones leves. Y es que las estadísticas demuestran que la bicicleta es más segura de lo que muchos piensan, registrando tasas de accidentes muy bajas respecto al de otros vehículos e incluso peatones.

El último caso, es el de una ciclista de 31 años atropellada cuando circulaba por la calzada por Reyes Católicos, una zona del centro de Sevilla con mucho tráfico y donde no existen medidas de pacificación del tráfico rodado.

 

La mayor garantía de seguridad para los usuarios de la bici es sin duda estar rodeados de ciclistas. Las ciudades más seguras para los ciclistas son aquellas con cultura de la bicicleta, con miles de usuarios y que se configuran como elementos habituales del tráfico en la ciudad (ya sea por carriles bicis, calles residenciales o la calzada).

Foto sacada de SIBUS (Universidad de Sevilla)

 

¿Qué falta por hacer?

No hay lugar a dudas en que la educación vial es básica, reformar el código de circulación para no considerar a la bicicleta como un vehículo más, sino un vehículo prioritario, sujeto a normas específicas. Hay que “pacificar” la calzada, reduciendo la velocidad en ciudad, zonas residenciales, fomentando el uso de la bicicleta y restringiendo el uso del coche en el centro de las grandes ciudades.